PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE CARNE


Hoy os voy a enseñar una gran y buenísima receta, es rápida de hacer y está riquísima, nos a encantado a todos. 
Últimamente estoy acertando con las recetas nuevas que hago en casa, había probado pimientos rellenos de tortilla… pero ninguno había gustado tanto como éste. La salsa pega muy bien y como es con productos caseros pues gusta más todavía, el uso de tomates viene muy bien en estos momentos que nos sobran muchos.
Te tengo que dar las gracias Mar por todas las recetas que hago tuyas, que nos encantan a todos, y mucho. Esta receta la repetiré durante el año. Un besito.

INGREDIENTES
1 cebolla
3 tomates grandes
150 gr de carne picada
1 cebolla
1 cucharadita de pimentón dulce
2 cucharadita de harina
1 vaso de leche
Pimientos del piquillo
Queso para fundir
PREPARACIÓN
Empezamos realizando la salsa, para ello limpiamos la cebolla, la ponemos a freír en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Yo no eché ajos, porque no nos gustan mucho, aunque si luego se tiene que batir, no se notarían, pero bueno yo no eché ajos. Cuando la cebolla esté doradita se añaden los tomates partidos en trozos, no pasa nada porque sean grandes. Los freímos hasta que estén bien blanditos.

Cuando esté bien hecho el tomate se tritura y se coloca en la bandeja donde se vayan a hacer los pimientos y se reserva. Yo tampoco los colé, porque lo mío no tenía mucha piel ni pepitas.
 Ahora vamos a hacer el relleno, freímos la otra cebolla, cuando esté doradita añadimos la carne, yo utilicé ternera, porque si no nunca comemos en casa, lo dejamos que se fría un poco, y seguido echamos una cucharada de pimentón dulce, removemos y dos cucharadas de harina, removemos dejamos que se fría, y rápidamente el vaso de leche. Damos unas vueltas al relleno hasta que veas que está todo hecho pero jugoso, que no se evapore mucho la leche.
Listo para rellenar los pimientos, y se van colocando en la bandeja de horno, donde habíamos puesto la salsa de tomate. Encima el queso rallado, y se mete al horno a gratinar.

 Y cuando esté bien gratinado, listo para comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada